• 30 May 18
  • Posted by Simon Franklin
  • 0 Comments

Hacer que los jóvenes urbanos desempleados trabajen con subsidios de transporte

Los altos costos de una búsqueda de empleo pueden ser una barrera para encontrar empleo incluso en los mercados laborales densos de las ciudades. Esta columna reporta evidencia de que la escasez de efectivo hace que los jóvenes desempleados, en los países en desarrollo, abandonen la búsqueda de buenos empleos pronto. En Addis Abeba, Etiopía, proporcionar subsidios de transporte a los jóvenes ha aumentado la intensidad con la que buscan trabajo y les ha otorgado más probabilidades de encontrar empleos permanentes.

Los economistas han pensado durante mucho tiempo que las ciudades desempeñan un papel importante en el funcionamiento efectivo de los mercados laborales. Sin embargo, los jóvenes en las zonas urbanas de África suelen pasar largos períodos desempleados o subempleados mientras buscan buenos empleos.

En principio, los mercados de trabajo densos en las ciudades deberían reducir el tiempo necesario para que los trabajadores encuentren buena opciones. Pero estos beneficios pueden mitigarse con los altos costos de transporte cuando las ciudades están mal planificadas. El rápido crecimiento de las ciudades africanas a menudo no ha venido acompañado de inversiones correspondientes en infraestructura de transporte o viviendas bien ubicadas. Esto ha provocado congestión del flujo vehicular y un número cada vez mayor de personas que viven en las afueras de las ciudades, lejos de los empleos.

Comúnmente se entiende que los costos de búsqueda imponen fricciones significativas en los mercados laborales. La escasez de efectivo podría agravar estas fricciones en ciudades mal planificadas y en expansión si los altos costos de transporte hacen que sea muy costoso para los pobres invertir en la búsqueda de empleo. Hasta ahora, ha habido poco trabajo empírico estableciendo vínculos causales entre los costos de búsqueda y los resultados del empleo, particularmente en los países en desarrollo.

Mi estudio muestra un vínculo causal entre los costos de transporte necesarios para buscar trabajo y los resultados de empleo individuales. Utilizo un ensayo aleatorio controlado de subsidios de transporte para evaluar si los jóvenes que buscan trabajo que viven lejos del centro de Addis Abeba en Etiopía tienen limitaciones en su capacidad para buscar trabajo. Los subsidios de transporte cubren el costo de viajar al centro, pero no más, en la forma en que lo haría un programa de subsidio de autobús.

El estudio está diseñado en torno a una característica llamativa del mercado laboral en Addis Abeba: las vacantes formales de empleo se anuncian en bolsas de trabajo físicas en solo tres ubicaciones en el centro de la ciudad. Los jóvenes tienen que viajar en persona a estos lugares con regularidad si quieren descubrir nuevos empleos.

Proporcionar transporte gratuito al centro de la ciudad aumenta la probabilidad de encontrar un empleo permanente hasta cuatro meses después.

¿Por qué los costos de búsqueda constituyen una barrera tan grande para encontrar un buen trabajo? Un viaje de ida en minibús al centro cuesta menos de $1, pero esto constituye el 12% del gasto promedio semanal para las personas que participaron en el estudio.

¿Los jóvenes tienen tan poco dinero que simplemente no pueden pagar estos costos para buscar un trabajo? De hecho, se observó que, al principio del estudio, los jóvenes viajaban regularmente al centro para buscar trabajo. Pero como se quedaron sin efectivo, su esfuerzo de búsqueda disminuyó con el tiempo. Algunos se desanimaron por completo o comenzaron a trabajar en el sector informal.

Mi investigación utiliza una encuesta telefónica semanal para seguir el comportamiento de búsqueda de trabajo entre los participantes en el estudio. Los resultados muestran que los subsidios al transporte pueden evitar que los jóvenes abandonen la búsqueda de empleo demasiado pronto, y esta mayor persistencia se traduce en mejores empleos.

Estos hallazgos sugieren que la escasez de efectivo les impide invertir de manera óptima en una búsqueda de trabajo. Idealmente, querrían pedir prestado para poder seguir buscando trabajo si pudieran, pero se pueden encontrar con que es difícil hacerlo solos.

Los resultados sugieren un papel positivo de la seguridad social para apoyar a los desempleados durante la búsqueda de empleo. Mediante políticas que reduzcan los costos para encontrar trabajo, el mercado laboral podría ser más eficiente, así como más accesible y equitativo para una población urbana en crecimiento y con aspiraciones. Esto podría hacerse con un transporte mejorado y subsidiado para los pobres, que incluya nuevos trenes ligeros, autobuses de tránsito rápido y mejoras de vías urbanas.

Además, los servicios de búsqueda en línea o basados ​​en teléfonos móviles o los programas de asistencia en la búsqueda de empleo, podrían desempeñar un papel directo en mejorar la compatibilidad entre los trabajadores y las empresas. Los hallazgos también resaltan la importancia de fomentar una mayor densidad urbana mediante viviendas más accesibles, de modo que los solicitantes de empleo económicamente desfavorecidos puedan vivir más cerca de los centros económicos y tener así mejor acceso a las oportunidades en las ciudades en crecimiento.

 

Autor:

Simon Franklin es economista de investigación posdoctoral en la Escuela de Economía de Londres, en el Centro de Rendimiento Económico, donde forma parte de un programa de investigación sobre urbanización en África. Se doctoró en Economía en la Universidad de Oxford en 2015, donde es Investigador Asociado en el Centro para el Estudio de Economías Africanas. Sus intereses de investigación incluyen Desarrollo, Trabajo y Economía Urbana.