Minas artesanales: efectos potencialmente positivos en los niveles de vida locales

Tal vez hasta el 4% de la población mundial depende directamente de las minas artesanales, que producen alrededor del 20% de los minerales que utilizamos. Esta columna informa que, a pesar de la percepción generalizada de que estas minas son una amenaza para la salud y el medio ambiente, pueden tener un impacto positivo en los niveles de vida locales. Se debe prestar más atención al papel que las minas artesanales pueden desempeñar en los procesos de desarrollo, y cómo pueden convivir con las minas industriales.

Es común la intuición de que los habitantes que viven en las partes ricas en recursos son quienes evaden la pobreza. Sin embargo, muchos países que abundan en recursos parecen ser víctimas de la maldición de los recursos naturales, lo que se traduce en bajo económico. La maldición típicamente surge de mecanismos tales como las variaciones en las tasas de interés, la búsqueda de rentas o el conflicto. En un análisis más detallado vemos que la distribución de recursos dentro de los países no es uniforme. ¿Qué sucede con las personas que viven en sitios de explotación? ¿Se benefician o sufren más de la explotación de los recursos?

A nivel local, la explotación de los recursos naturales implica la competencia por la tierra. La tierra puede servir para una variedad de propósitos, incluyendo agricultura, residencias, minería industrial o minería artesanal. En investigaciones recientes, proporcionamos la primera cuantificación a gran escala del impacto de las minas artesanales en los estándares de vida locales. También examinamos el impacto local de las minas industriales recientemente establecidas.

Por qué nos deberían importar las minas artesanales

Entre el 2-4% de la población mundial depende directamente de las minas artesanales, que producen aproximadamente el 20% de los minerales utilizados. La minería artesanal es una actividad polvorienta e intensiva en trabajo, que despierta la preocupación de que "puede causar graves riesgos ambientales y para la salud, conflictos y generalmente pocos beneficios económicos". Gran parte de la investigación cuantitativa sobre este tema se centra en el vínculo entre minas y conflictos artesanales. 

Mostramos que las minas artesanales también pueden tener efectos indirectos positivos. Nuestro análisis de datos de Burkina Faso revela que las personas que viven en las minas artesanales realmente se benefician de ellas.

Las minas de oro en Burkina Faso

Dos fuentes de variaciones hacen de Burkina Faso un caso de estudio ideal para investigar el impacto de las minas artesanales:

• Primero, las reservas de oro están diseminadas por todo Burkina Faso, de modo que algunas personas viven cerca de una mina artesanal, y otras no.

• Segundo, el precio del oro se multiplicó por cuatro en el transcurso de la década del 2000, por lo que los beneficios de excavar oro han cambiado con el tiempo.

Somos capaces de explotar este experimento casi natural gracias a la información detallada sobre el consumo a nivel de hogar, recolectada tanto antes como después del aumento en el precio del oro.

Las minas artesanales mejoran los niveles de vida locales

¿Qué sucede con las personas que viven junto a las minas artesanales cuando aumenta el precio del oro? Consumen más. El consumo es el mejor indicador de los ingresos en el contexto de un país en desarrollo; por lo tanto, tal aumento en el consumo es una buena noticia.

Un cálculo inverso sugiere que un alto precio del oro se traduce en cinco centavos adicionales (en euros) de consumo por día, por cada persona que vive cerca de una mina artesanal. Esa cantidad de consumo adicional puede parecer pequeña a su valor nominal. Pero cinco centavos es un gran aumento en términos relativos: corresponde a un aumento del 10% en el consumo.

Las minas industriales no afectan los niveles de vida locales

En contraste con el impacto local de las minas artesanales, las minas industriales no mejoran el consumo local. Sin embargo, en 2016, las minas industriales contribuyeron con 290 millones de euros al presupuesto nacional de Burkina Faso.

Las minas de oro industriales tienen solo diez años, pero ya producen diez veces más que las artesanales. A pesar de la escala de producción de las minas industriales, no siempre conllevan beneficios entre la población local (incluso si las políticas de contenido local, como las que alentó el Banco Mundial, pueden tener éxito en algunos contextos). 

¿Se puede combinar la minería artesanal con la industrial?

Las minas artesanales aumentan el consumo local al tiempo que plantean desafíos de formalización e imposición a Burkina Faso. Las minas industriales contribuyen al producto interno bruto pero, a partir de 2014, no mejoran el consumo local.

Estas simples observaciones pueden ayudar a entender por qué las poblaciones locales pueden protestar por la instalación de minas industriales. Nuestros resultados indican que puede haber una consecuencia positiva de eficiencia pero negativa en cuanto a equidad, al abrirse una mina industrial en lugar de una artesanal.

De hecho, las minas artesanales se manejan como propiedades comunitarias: son ineficientes, pero prácticamente todos pueden tener acceso a una parte del oro. Por el contrario, las minas industriales privatizan el acceso al oro al encerrar sus áreas de producción.

Dado que las minas de oro artesanales y las industriales normalmente se establecen en zonas vecinas pero no superpuestas, hay espacio para mejorar la convivencia entre las dos.

 

Autores:

Rémi Bazillier es profesor de Economía en la Universidad Pantheon-Sorbonne y afiliado de investigación en el Centro de Economía de la Sorbona (CES-CNRS). Es el director del Doctorado de Desarrollo Económico y profesor a cargo de las relaciones internacionales en la Escuela de Economía de la Sorbona.

Victoire Girard es investigadora en economía en la Universidad de Orleans, Labex Voltaire y profesora en la Universidad de París I Panthéon-Sorbonne. Es microeconomista aplicada.